Select Page

La arquitectura sostenible o Arquitectura sustentable consiste en crear un diseño arquitectónico que armonice con el entorno, optimice los recursos naturales y minimice el impacto ambiental que generan las construcciones en el medio ambiente. En la actualidad la mayoría de las empresas del área de construcción no se encuentran enfocadas en estructuras basadas en el diseño sustentable. Aunque sus benefecios son evidentes aún nos falta mayor desarrollo para generar el impacto necesario en el medio ambiente.

BENEFICIOS DE LA ARQUITECTURA SOSTENIBLE EN LA CONSTRUCCION DE EDIFICACIONES

Partiendo del concepto de Arquitectura sostenible, esta busca que las construcciones a las cuales se aplique no alteren de manera significativa el medio ambiente en el cual son construidas. Con la utilización de la arquitectura sostenible las empresas de la construcción buscan atraer clientes potenciales interesados en evitar los efectos nocivos de las construcciones tradiciones en el medio ambiente.

Actualmente la industria de la construcción se encuentra enfocada en desarrollar este  mercado. Las investigaciones sobre el calentamiento global y su efecto en el medio ambiente, detectaron que más de la mitad de la contaminación que se produce en un año proviene de las construcciones de edificaciones residenciales o no residenciales. La cual ha aumentado con el paso de los años.

Existen en muchos países diversas organizaciones encargadas de certificar la calidad de las construcciones con la finalidad de que cumplan con los estándares mínimos de eficiencia energética.

En consecuencia las empresas de construcción han centrado sus esfuerzos en adecuarse a estas exigencias del mercado a la vez que buscan la viabilidad y rendimiento de los negocios que no consumen materiales tradicionales.

La arquitectura sostenible o sustentable aporta beneficios significativos en la construcción de edificaciones sean estas residenciales o no al incentivar la utilización de fuentes alternas de energía que redunden en la eficacia energética.

Las constructoras que utilizan la arquitectura sostenible en sus proyectos de construcción de edificaciones garantizan que desde el inicio del proyecto se tomen en cuenta una serie de elementos necesarios para alcanzar la eficiencia energética y lograr el menor impacto posible en el medio ambiente.

Dentro de estos elementos tenemos que al iniciar el proyecto y conocer el terreno en el que será construido, la primera medida que toman los profesionales con experiencia en la arquitectura sostenible es la topografía del mismo, sobre la cual basan la estructura del proyecto.

El terreno donde será construida la estructura es una parte importante por no decir la más importante del proyecto, ya que en función a su topografía se decidirá la localización de la estructura con miras a garantizar que una vez finalizada la misma, posea canales de circulación de aire naturales, y suficientes fuentes de luz natural.

Adicionalmente desde el momento en que el proyecto es concebido se toman las decisiones relacionadas con el tipo de maquinaria que se utilizará en la generación de la energía alternativa, con miras a la eficiencia energética.

En el mismo orden de ideas se planifican los materiales a ser utilizados los cuales de acuerdo a las premisas en las que se basa la arquitectura sostenible deben provenir preferiblemente de la misma zona de la construcción lo cual garantiza la reducción de costos de transporte.

Una de las principales metas de la arquitectura sostenible es la eficiencia energética, para lo cual los profesionales del área analizan las diferentes fuentes alternativas de producción de energía, así como herramientas que puedan utilizar para lograr la reducción del consumo de energía.

Están en la capacidad de establecer los costos beneficios de los paneles solares como fuente de energía, ventanas más amplias y reducción de utilización de materiales a través de un análisis costo/eficiencia que busca usar menos pero brindar más utilidad al espacio y los recursos que utiliza.

Continuando con los beneficios de la arquitectura sostenible en la industria de la construcción se ha comprobado que los constructores que aplican la arquitectura sostenible en sus estructuras mediante la utilización de un diseño integral que incorpore lo que se conoce como estrategias verdes desde el principio, logra que los costos se reduzcan significativamente.

Y esto es así porque al planificar con anticipación los gastos a realizar en la adquisición de equipos y tecnología con miras a reducir la utilización de energía convencional éstos pueden ser adquiridos al principio del proyecto por lo que su valor al momento de la instalación se habrá incrementado.

Se tiene la creencia errónea de que una estructura sostenible es más costosa que la convencional lo cual no es así, por el contrario las construcciones basadas en arquitectura sostenible con el paso del tiempo incrementa su valor de mercado.

Seguramente el mayor beneficio de una construcción realizada bajo los estándares de la arquitectura sostenible  es el  costo del consumo de energía. En promedio está demostrado que un edificio construido bajo estos estándares consume un 30% menos de energía que un edificio convencional y puede tener la certeza que solo este indicador atraerá a un número importante de compradores.

La arquitectura sostenible llego para quedarse y avanzar con miras a sustituir de manera paulatina la construcción de edificaciones tradicionales, ya que la relación costo/beneficio es evidente y el valor de la inversión inicial se incrementa con el paso del tiempo.

Share This